La mentoplastia

PIN

Muchos pacientes piensan que la clave de la belleza facial es la simetría. Pero en realidad hay mucho más en juego a la hora de conseguir un rostro atractivo. Los contornos de la cara pueden marcar una gran diferencia en su aspecto, incluidos los pómulos, el mentón y la línea de la mandíbula. Sin unos huesos faciales prominentes, los pacientes pueden notar un redondeo y una suavidad que pueden hacerles parecer más pesados de lo que realmente son. En cambio, los pacientes pueden hablar con un cirujano plástico en Clínica estética Salus Medical Clinic para determinar si son candidatos apropiados para soluciones como los implantes faciales, incluyendo los implantes de mentón y mejillas.

¿Cómo funcionan los implantes faciales?

Los implantes faciales son similares a los implantes utilizados en otras partes del cuerpo para añadir forma, tamaño y contornos. Los cirujanos plásticos utilizan los implantes estratégicamente para asegurar el contorno y el volumen añadido donde sea necesario. Los implantes se colocan por encima de la barbilla o la mejilla para proporcionar una mejora instantánea a la apariencia facial. También insertan los implantes en las áreas necesarias mediante el uso de pequeñas incisiones en áreas discretas para ocultar cualquier cicatriz que permanecerá. En muchos casos, puede insertar un implante a través de una incisión de la boca.

¿Qué opciones alternativas existen?

En algunos casos en los que es necesario realizar ajustes leves, los pacientes pueden preguntar al médico sobre la posibilidad de utilizar rellenos dérmicos y otros inyectables cosméticos para lograr resultados similares para cambios menores. Además, los pacientes también pueden utilizar soluciones como la transferencia de grasa o el injerto de grasa para añadir volumen donde sea necesario. Durante la cita de consulta inicial con el cirujano plástico, los pacientes pueden discutir sus objetivos deseados con un profesional que luego puede hacer recomendaciones basadas en esta información. Para algunos, se pueden considerar opciones alternativas antes de procedimientos más invasivos como los implantes faciales.